Skip to content
Inicio arrow Entrevistas arrow LO QUE QUEREMOS SABER DE LA CRISIS
LO QUE QUEREMOS SABER DE LA CRISIS

El economista que predijo el crac del 98 en Rusia explica los orígenes y futuras vías de la crisis mundial.

MIJAIL, ¿COMO FUE LA REVELACION SOBRE LA CRISIS FINANCIERA MUNDIAL?
-No era ninguna revelación. Llegué al pronóstico paulatinamente. En primavera de 1997 el Kremlin constituyó la Dirección Económica adjunta a la Presidencia de la Federación de Rusia. Me nombraron vicepresidente. Nuestra primera tarea fue redactar un informe para el Presidente Yeltsin sobre la situación actual de Rusia. Mientras trabajábamos en el informe comprendimos que para finales de verano – principios de otoño de 1998 el país sufrirá un desplome. Salvo que la política económica cambiara drásticamente.

Mijail Khazin

¿CÓMO REACCIONARON?

-Pues, de ninguna manera. Este texto no lo vio nadie, excepto Livshits, vicejefe de la Administración del Presidente y el mismo Presidente Yeltsin. Pero el mismo Yeltsin nos trataba con consideración, por lo que pienso que por aquel momento lo tomó muy en serio.
Pero para principios del verano del 98 fui cesado de la Administración del Presidente. Porque insistíamos en parar el proyecto empresarial “Bonos de estado – corredor de divisas”.  Fue la mayor estafa financiera en la época postsoviética. Unos dos mil  millones de dólares mensuales se marchaban a Occidente.
En agosto, tal y como avisamos, estalló la crisis. Pero para aquel entonces ya era tarde.  Así que nos dedicamos en serio a la ciencia.

¿DEDICAMOS?

-El servidor y Oleg Grigoriev, ex jefe del Departamento de Dirección Económica. Seguimos estudiando los orígenes de la crisis. Todas las pistas nos llevaban a los Estados Unidos. Nos metimos con la estructura del mercado norteamericano y observamos una coincidencia sorprendente. Igual que nuestro mercado ruso de bonos de estado a corto plazo sacaba los zumos de toda Rusia, asimismo su mercado de valores chupa los recursos de todo el planeta. Se anunciaba un final idéntico.
En el verano de 2000 en la revista “Experto” publicamos nuestro artículo “¿Lograrán los EE.UU. su apocalipsis?”. La conclusión del artículo era que si para la primavera del 98 ya no era posible parar la crisis en Rusia, asimismo en 2000 ya no era posible impedir los problemas de la economía norteamericana. De una forma más detallada explicamos la situación junto con el economista Kobyakov en nuestro libro “El ocaso del imperio de dólar y fin de Pax Americana”.
-Ahora tenemos tantas versiones sobre las razones de la crisis que estamos sufriendo.

¿CÓMO LAS VE USTED? PERO LE RUEGO LO HAGAMOS SIN TERMINOLOGÍA DE TIPO VALORES DERIVADOS Y SIMILARES. SOLO QUEREMOS SABER CÓMO FUNCIONA ESTO-

-Lo intentaré. El modelo económico por el cual ahora todo está cayendo, se creó como respuesta a una terrible crisis de los años 70. Aquella fue la crisis de exceso de capitales. Los clásicos de la economía política del siglo XIX escribían que el capital crece más deprisa que recibe su recompensa el trabajo. Como resultado de este problema hubo una falta de demanda. En el capitalismo clásico esto se resuelve mediante las crisis de sobreproducción. En el imperialismo, mediante la huida de capitales. En los años 70 ambas vías se desacreditaron. No se podía hacer una crisis de sobreproducción porque al lado existía un sistema socialista y daba miedo provocar a los propios ciudadanos. Y no había adónde llevar el capital sobrante. No lo vas a meter en los países socialistas, ¿verdad? La India y China aún no eran mercados de capitales. La situación internacional exigía de los EE.UU. seguir con el progreso científico-técnico. Si no el Occidente perdería una eventual guerra contra la URSS.
La Administración del Presidente Carter y el jefe de las Reservas Federales Paul Wolker, antecesor de Alan Greenspan, elaboraron un concepto astuto. Por primera vez en la historia del capitalismo no ayudaban sólo a los capitalistas, sino estimulaban la demanda conjunta.

-¿QUIÉN IBA A PAGAR LOS PLATOS?

-Habría una emisión de dinero.

AHORA ENTIENDO POR QUÉ POR AQUELLAS FECHAS LOS NORTEAMERICANOS DEJARON DE GARANTIZAR EL DÓLAR CON EL ORO. TODAS LAS RESERVAS DEL METAL AMARILLO NO CUBRIAN LA TOTALIDAD DE LOS BILLETES VERDES.

-Casi. El oro empezó a faltar antes, el desplome del dólar fue anunciado en 1971. Y como desapareció la relación del dólar con el oro, esta situación era de aprovechar.
Sigamos nuestra incursión histórica. A principios de los 80 por norma general se estimulaba la demanda estatal, el programa “Star wars”. Desde el 1983 se hizo un hincapié a las economías privadas.

TRADUCIENDO PARA QUE SE ENTIENDA, ¿SE BENEFICIÓ AL CONSUMIDOR MEDIO, UN CIUDADANO NORMAL?

-Sí. Durante un cuarto de siglo a las economías privadas se les dio dinero a cuenta de emisión de dólares. Cada vez más.

¿EN CREDITOS?

-Por supuesto. Gracias a la demanda excesiva, los EE.UU. realizaron otro ciclo del progreso científico-técnico. Ayudaron a desmoronar la URSS. Y consiguieron otros buenos objetivos.

PERO… ESTE  DESPEGUE SE EFECTUABA A CUENTA DE LOS RECURSOS DE LAS DOS PRÓXIMAS GENERACIONES

Los EE.UU. aumentaban sus deudas. Es claramente visible si comparamos los gráficos de incremento de deudas de las economías privadas y de la deuda conjunta norteamericana y de su PIB. La economía subía con una dinámica entre 2-3, máximo 4%. Algunas veces era menor. Las deudas no dejaron de crecer un 8-10% anual.

BUENO, QUE SIGAN CRECIENDO. SI LOS NORTEAMERICANOS VIVIAN BIEN, SIN PENAS POR ESO. MUCHO MEJOR QUE OTROS CIUDADANOS.

-Efectivamente. Estimulando la demanda del consumidor, los norteamericanos crearon un estado con un nivel de vida muy alto. Han crecido generaciones enteras que no estaban acostumbradas a pasar necesidades. Ya que disponían de una fuente de recursos complementaria, que eran los créditos. Pero no se puede vivir siempre a crédito. El volumen de la deuda se ha hecho tan grande, que las deudas de las economías privadas podían superar los volúmenes de la economía nacional,- alcanzaron 14 billones de dólares. Llegó el momento de pagar las cuentas. Por cierto, de la misma manera se desplomó la pirámide de bonos a corto plazo (GKO) de Rusia en 1998. El presupuesto nacional era insuficiente para pagar las deudas de GKO. El resultado era la crisis.
Desde luego, Wall Street intentó como pudo aplazar su crac. No voy a hablar de los derivados que tan poco le gustan y demás activos financieros ficticios. Ahora se habla mucho de eso, incriminándoles toda la culpa por la crisis. Pero aquello sólo fue una tentativa de tragar más con la última boqueada. Tenga en cuenta que los activos son ficticios, porque no están cubiertos con una demanda final real. Se puede intercambiarlos hasta la saciedad entre dos o más entidades financieras. Pero jamás se puede venderlos a una persona. Y el motor de la economía es la demanda final. Personificada en el consumidor medio o el estado. Es un principio inamovible.

¿QUÉ HACER?

Hay dos opciones. La primera es dejar de emitir dinero, o sea, parar la máquina impresora. Y así sanar la economía. Pero en este caso y de repente todos los activos financieros perderán valor, que son billones y billones de dólares. Se vendrá abajo todo el sistema financiero. Es la opción del 1929, la Gran Depresión norteamericana. Pero a escala planetaria. Porque el dólar sigue siendo la divisa universal.
La segunda opción es promover una hiperinflación. Para que las deudas se consuman. La idea es fantástica. De hecho, es lo que ya está pasando ahora. En términos simples, Usted debe a alguien 100 dólares y la inflación en el país es de 100%. En un año su deuda se convierte en 50 dólares en precios fijos y en dos, - en 25. Y en cuatro años ya puede olvidarse de la misma.
Le doy un ejemplo concreto de la vida. Hubo una decisión de Gorbachov de dar al pueblo mil doscientos metros cuadrados de tierra y crédito en el Banco de Ahorros para la edificación de casas. Una pareja de conocidos míos cogieron dos parcelas de tierra, obtuvieron créditos y compraron materiales de construcción. Edificaron una casa. Y en el 93 devolvieron el crédito al banco. Su nominal era el mismo, pero de hecho para aquella época constituía menos de un salario mensual. Ambos tienen una casa bonita en menos de una hora de Moscú.
El problema de América, sin embargo, consiste en que desde 1981 bajo la demanda creciente provocada se construyeron correspondientes industrias. Que fabricaban tanto objetos como servicios. Y sea como sea ahora la opción que escoja Wall Street, la hiperinflación o la parada de la máquina impresora, la demanda caerá de todas formas.

¿QUÉ SE HARÁ CON ESTAS INDUSTRIAS?

En el 2000 calculamos qué parte de la economía norteamericana debe desaparecer. Para aquel entonces era la cuarta parte. Hoy en día es la tercera parte. O más.

¿NO SERÁ MUCHO?

-No es simplemente mucho, sino ¡¡ncreíblemente mucho! Es un aumento descomunal del paro, una horrible depresión, una carga drástica social al presupuesto, la crispación social y etc. En los años de la Gran Depresión la producción de los EE.UU. se redujo un tercio y el consumo, hasta la mitad. Ahora el consumo amenaza reducirse aun más.
Es por eso que los EE.UU. se esfuerzan tanto para impedir que esta parte de su economía desaparezca. Están estimulando los bancos y la producción… No obstante, en dos o tres años o igual antes, América tendrá una crisis de la escala de la Gran Depresión.

¿QUIERE DECIR QUE LO QUE OBSERVAMOS ES SÓLO EL PRINCIPIO?

-Por supuesto, es sólo el principio. Es evidente que no es de reconocer a voces. Todos tienen que aparentar que todo va bien. Y será aun mejor. Empezarán a buscar razones de por qué se ha producido. 
De hecho, un estudio detallado de los procesos económicos que no vamos a repasar ahora demuestran: “el punto de no retorno” fue traspasado entre los dos mandatos de Bill Clinton. Por supuesto hay que regañar a Bush, ya que ha hecho muchas cosas reprobables. Como por ejemplo, el que no haya entendido en los ocho años de su gobierno qué es lo que pasa. Pero la crisis pudo haberse producido ya en los 80. Fue un milagro que no ocurriera en 1987. Luego les ayudó el desmoronamiento de la URSS y la conquista de nuevos mercados que antes habíamos controlado los rusos. Fue una fortuna para ellos. Pero a finales de los 90 el mercado volvió a sentir mareas. Antes de que viniera Bush.
Si a principios de los 90 los EE.UU. hubieses dirigido los recursos que se ganaron en los territorios de los antiguos países socialistas, a pagar sus deudas, originadas en los 80, se podría alargar esta felicidad otros treinta años. Pero en vez de hacerlo, se han metido en nuevas deudas. Con lo cual sólo apresuraron el proceso. En este sentido, repito, el culpable real de la crisis actual, o mejor dicho, la última persona que podría haber emprendido algo para evadirla o aplazarla, era Clinton. Bush ya vino con la crisis servida. E intentó hacer algo. Sustituyó los métodos monetarios que aún persistían por administración directa, endureció la regulación, pero era tarde. La locomotora iba a todo vapor. Así que fueron culpables Clinton y su administración cleptómana en personas como Rubin, Summers y otros.

LA CRISIS EMPEZÓ EN LOS EE.UU. ¿POR QUÉ TIEMBLA EL MUNDO ENTERO?
-Dólar no es simplemente la divisa universal y de reservas (actualmente hasta el 70% de transacciones internacionales se efectúa en dólares), sino después de 1971 también es la medida de valor única.
Tenga en cuenta lo siguiente. El modelo moderno de la economía, edificada sobre el dólar como divisa planetaria, originó que los EE.UU. interpreta un papel único en la economía mundial. Los EE.UU. producen alrededor del 20% del PIB mundial. El mundial es de aproximadamente unos 60 billones de dólares. La parte real de los EE.UU. es de 12 billones, o sea, la quinta parte. Pero los norteamericanos insisten que producen alrededor de 14 billones, pero esta cifra está exagerada. Y al mismo tiempo consume alrededor del 40% del PIB mundial. Casi el doble de lo que produce. En paridad de la capacidad adquisitiva, pro supuesto. Porque compran barato y venden caro. Como resultado ellos como si de una aspiradora se tratase, chupan los recursos de todo el mundo.
La destrucción de este sistema llevará a que el nivel de vida en los EE.UU. caerá. Como mínimo hasta la mitad. Hasta el momento no ha habido precedentes en la historia que tras la caída del nivel de vida de estas magnitudes no acarreara la desintegración del sistema socio-político del estado. Es evidente que la élite política actual de los EE.UU. hace todo lo posible para no perder su poder. Es lo que vemos. No le parece sospechosa la aparición de un personaje tan raro para toda la historia de los EE.UU. como Obama. No es cuestión de su color de piel…Su rareza consiste en que no es del sistema de estadistas. Tiene un padre y una madre fuera de estereotipo. Da la sensación que es un personaje montado. Alguien lo promueve.

¿COMO QUIÉN?
-¡Si lo supiera! Me gustaría saberlo. El rival de Obama McCain también es bastante específico, aunque él sí que forma parte de una dinastía de élite administrativa en cuarta generación. Pero primero, tiene muchos años. Segundo, ser prisionero lo afectó psíquicamente. Una prisión en Vietnam pasa factura. La élite norteamericana entiende perfectamente que la próxima administración posiblemente no llegará hasta el final de su mandato. Porque tendrá que adoptar medidas muy duras y no populares en la economía. La élite no quiere echar a perder a uno de su propio círculo. Porque no podrá resolverlo a solas. Por eso necesitan a un personaje novato, que asumirá las culpas.

¿Y LAS ELECCIONES DEMOCRÁTICAS?

-La democracia es un instrumento de venta al pueblo de cualquier decisión importante. La élite en las condiciones de crisis tendrá que vender soluciones muy poco populares. El único método es sacar al escenario a un carismático. Así que el Obama carismático hará cosas que no espera de él su pueblo. Y el pueblo enfadado lo sustituirá antes o después de su mandato. Todos los políticos lo culparán. Es un kamikaze político que tiene que cubrir el proyectil con su cuerpo. “Una figura de transición”, como lo ha llamado McCain.

¿CREE QUE OBAMA ENTIENDE SU PAPEL?

-Esto es su problema. Nosotros tenemos que resolver los nuestros.
La etapa aguda de la crisis, repito, ya ha comenzado. Si los EE.UU. detienen la emisión, parando la máquina de imprimir dólares, todo caerá en dos o tres meses. Tendremos una depresión de 1929. Si siguen emitiendo dólares, pero pocos, el desplome será de 2,5 a 3 años. O pasarán a la hiperinflación, imprimiendo dólares al máximo y todo terminará en un año o año y medio.

¿QUÉ OPCIÓN CREE QUE SE HA ELEGIDO?

-Creo que la hiperinflación, aunque tras el cambio de gobierno puede que cambien la política.
Pero sea como sea la opción, el resultado será el mismo – la economía norteamericana perderá hasta un tercio. Y la mundial perderá hasta un 20%. Luego el planeta estará sometido en una profunda depresión de 10-12 años.

MENUDA PERSPECTIVA

-Rusia podría tener una mejor salida. Porque tenemos materias primas baratas, nuestro propio petróleo, gas y etc. Pero la política fatal de nuestras autoridades financieras que no permitía a las empresas nacionales acceder a créditos baratos consiguió que la producción esté por los suelos. En el 98 pudimos salir rápido del desplome. ¿Por qué? Porque introdujimos las industrias paradas desde la época soviética. También tuvimos suerte con la coyuntura económica exterior. Los precios del petróleo estaban por las nubes. Ahora no tendremos esta coyuntura, por la crisis. Y tampoco tenemos más fábricas en reserva. Y es caro construirlas. La demanda será baja. Nos intentarán bombardear con productos importados baratos. Habrá que cerrar las fronteras y empeorar la estructura de consumo. O sacar el dinero de alguna parte. Las importaciones cuestan dinero y la gente no lo tendrá. Sólo en Moscú el paro será de 2,5-3 millones de personas. Parte de ellos serán empleados baratos, los inmigrantes extranjeros. Esto subirá los niveles de crimen y conllevará una cadena de desastres. Imagínese un millón, o medio millón de tayikos, uzbekos sin domicilio que acaban de perder una fuente segura de ingresos.
Habrá mucho robo. Se necesitarán medidas muy duras. Al menos deportaciones. Pero sabemos que las autoridades no gastarán dinero en esto. Los más agresivos se agruparán en bandas que se dedicarán a saqueos y robos y pagarán sus tributos a la policía para que no les toquen.
Pero ahora súmeles otros dos millones del así llamado “plancton oficinista”. Es un caso muy grave. Son gente joven acostumbrada a cobrar miles de dólares simplemente por el hecho de que existen. Ahora los reducirán d las plantillas. Cada uno tiene deudas de hipotecas, créditos de coches y otros bienes. ¿Cómo devolverán sus créditos? Los bancos tendrán problemas. ¿Se les quitarán los pisos? ¡Pero si esto va a significar una guerra en plena Moscú! Y los despidos ya han empezado.

DEJE DE ASUSTAR TANTO. SI VEMOS CADA DÍA QUE EL GOBIERNO DESTINA MILLONES Y MILLONES DE DÓLARES A MANTENER A FLOTE LA ECONOMÍA NACIONAL

-Por desgracia, no todo el dinero va a sus destinatarios. Pero llegaremos a la primavera. Pero lo peor llegará para el invierno que viene.
Da la sensación que el gobierno en las últimas semanas está sufriendo una metamorfosis psicológica. Durante años estuvieron seguros de que el dinero llegará para todo. ¡Sólo de petrodólares había un montón! Y de repente se ve que no es que no llegue, sino que queda muy poco. Y no saben cómo tapar los agujeros que ya existen. Todos van a pedir dinero al gobierno. Las cadenas de supermercados piden 50 mil millones. O no sobreviven. Los petroleros también quieren 50 mil millones. Los bancos, otros 50 mil millones antes de las Navidades. La agricultura pide 100 mil millones, o no sembrarán para el próximo año. El sector de automoción pide mil millones, que es una tontería. Los ciudadanos han dejado de comprar coches por la falta de dinero, los almacenes están llenos, pero no pueden parar la fabricación, la gente no lo entenderá… Y los oligarcas están apresados por el pánico. Desaparecen sus cuentas en el Occidente. Y deciden volver bajo la tutela del estado. Y vuelven a pedir miles de millones.
No creo que sigan existiendo como oligarcas en tres-cuatro años. Estarán en bancarrota.

¿PUEDE EXPLICAR EL CASO DE ISLANDIA? HASTA HACE POCO SE LE CONSIDERABA UNO DE LOS PAÍSES MÁS RICOS Y DE PRONTO VA POR EL MUNDO PIDIENDO AYUDA COMO LA PRIMERA VÍCTIMA DE LA CRISIS MUNDIAL. AUNQUE EL ISTITUTO SCHILLER DE ALEMANIA QUE INVESTIGA LA CRISIS, AVISÓ EN VERANO DE UN ÍNDICE DE ALARMA, CUANDO ISLANDIA CERRÓ SU MÁQUINA DE BLANQUEO DE DINERO

-Ya que se está cayendo el sistema financiero mundial, paulatinamente dejan de funcionar sus mecanismos básicos. Primero, el sistema de los bancos de inversión de los EE.UU. El sistema de ranking (evaluación de riesgos) no funciona. Está a punto de derribarse el sistema de seguros. Ahora llega el turno de los paraísos fiscales, o el sistema de blanqueo de dinero. Islandia no es un país de economía normal. Es un banco con nombre de un país. El volumen de activos bancarios aquí es 10 veces mayor que su PIB. Y no era un banco cualquiera. ¿Recuerda en los años 90 algunos bancos rusos ofrecían 20-30% anuales de beneficios? ¿Y dónde están ahora? Islandia tenía la mayor tasa de interés del mundo – 15%. Era una pirámide.
Creo que todos los paraísos fiscales van a tener problemas.

SOROS ASEGURA QUE QUIEN GANARÁ DE LA CRISIS SERÁ CHINA

-No lo diría. El Occidente, igual que la URSS en su época, eran portadores de un proyecto global. Había un concepto de dirección de economía mundial, ambición de gobernar el mundo.
China no dispone de tal concepto. Es un proyecto meramente nacional. Por eso los chinos no buscan coger las riendas de la crisis. Porque no tienen un modelo de gobernación del mundo. Un modelo filosófico. Pueden hacer crecer China, su expansión y fuerza.

PERMÍTAME UNA PREGUNTA PERSONAL PARA FINALIZAR NUESTRA AMENA CHARLA. ¿QUÉ MEDIDAS SE TOMA PARA MINIMIZAR LAS SECUELAS DE LA CRISIS QUE PREDIJO?

-No tengo estos problemas. Mi salario está creciendo, porque soy un experto en la crisis. No dispongo de grandes capitales que salvar. Sólo un consejo: háganse la idea de que la crisis durará mucho tiempo. Y sigan viviendo sabiéndolo.

Mijail Khazin nació en 1962. Trabajó en 1984-1991 en la Academia de Ciencias de URSS. Entre 1995-1997 encabezó el Departamento de Política de crédito del Ministerio de Economía de Rusia. En junio de 1998 le nombran asesor del Presidente  Yeltsin.

Según los materiales de KP.ru

 

© 2003-2015, CAMARA DE COMERCIO HISPANO RUSA - ИСПАНСКО-РУССКАЯ ТОРГОВАЯ ПАЛАТА. Todos los derechos reservados. Все права защищены. - Avisos Legales